28 de julio de 2010

Gaviotas y leones juzgan por su condición

Estaba en la fachada del Teatro Nacional, pensando cómo resolver escenográficamente el conflicto interno de Treplev (La Gaviota de Chéjov), pensando en sus ideas de revolución, en sus “formas nuevas” y en su sincera conclusión (“no se trata de formas viejas o de formas nuevas, de lo que se trata es de que el hombre escriba sin pensar en formas, tal como le sale, espontáneamente, del alma”), cuando volví a la realidad al darme cuenta que dos chicos –casi travestis- estaban viéndome y hablando de mi, a un par de metros, en la calle. En dos segundos, sólo alcance a escuchar bien la última frase de su cuchicheo, antes de que salieran corriendo, riendo como quinceañeras pícaras:
- Mirá, está decepcionada la niña… jijijijiji…
Como ya dije, salieron corriendo como niñas y se perdieron en la calle repleta de gente.
Un señor que estaba cerca, el único que al parecer se dio cuenta de lo sucedido, volvió a verme y dijo:
- “Déjense de culeradas”, les hubiera dicho…
Volvió a lo suyo (esperar o descansar) y se fue al poco tiempo, mas no corriendo como niña (algo no tan apropiado para los obreros o trabajadores como él).
En ambas ocasiones no dije ni una sola palabra. Ya saben que soy de pocas palabras, al menos cuando de lo que se habla no es interesante. Me quedé pensando en ello un ratito y no dejó de sacarme alguna sonrisa. Pero pasó rápido.
Treplew, Gaviota, ventanas, puertas, formas nuevas...

14 de julio de 2010

Pimpinela (más de lo mismo)

Nuevo síntoma de que estoy volviéndome maitro: estuve viendo videos de Pimpinela en Canal 67, “el mejor canal de El Salvador”, como creo que me dijo Nadie o Anti-Raúl.
Todas las presentaciones dramatizadas son la misma: ella (o él), hermanos vueltos pareja por espacio de minutos, le reclama algo: que si ya no me tocas, que si ya tienes otra(o), que si el amor se acabó. Él (o ella), responde, dignamente y con otro reclamo: que ya no me prestabas atención, que otro(a) me da lo que tú no me das, “que venga”. Y al final, después de varios “versos” no cantados y casi hablados llanamente, uno de los dos “pega la vuelta” y se dirige al final del escenario, donde hay una simulación de infinito: una puerta, un pórtico, un porche, una escalera, un road to nowhere en palabras de Ozzy Osbourne. Aplausos. El que se iba (¿se fue?), vuelve, fuera de su “personaje” y abraza a su hemana(o). Una fórmula básica que, al parecer, sigue gustando.
Si sigo así, creo que terminaré en Daniela Romo o Diego Verdaguer. ¿Puede caerse más bajo?

10 de julio de 2010

Correspondencias (y III)

Comentario: Alci Acosta y Paquita la del Barrio son lo mismo, su música, su voz, su amaitramiento. Son un truco mercadológico, como Marilyn Manson y Lady Gaga. Solueso.

6 de julio de 2010

Correspondencias (II)

Alci Acosta – Hola soledad

Hola soledad
no me extraña tu presencia
casi siempre estás conmigo
te saluda un viejo amigo
este encuentro es uno más

Hola soledad
esta noche te esperaba
aunque no te diga nada
es tan grande mi tristeza
ya conoces mi dolor

Yo soy un pájaro herido
que llora solo en su nido
porque no puede volar
y por eso estoy contigo
soledad yo soy tu amigo ven
ven que vamos a charlar

Hola soledad
esta noche te esperaba
aunque no me digas nada
es tan grande mi tristeza
ya conoces mi dolor

Hola soledad
Hola soledad
Hola soledad


Jorge Drexler y María Rita - Soledad

Soledad, aquí están mis credenciales
vengo llamando a tu puerta desde hace un tiempo
creo que pasaremos juntos temporales
propongo que tú y yo nos vayamos conociendo

Aquí estoy, te traigo mis cicatrices
palabras sobre papel pentagramado
no te fijes mucho en lo que dicen
me encontraras en cada cosa que he callado

Ya pasó, ya he dejado que se empañe
la ilusión de que vivir es indoloro
que raro que seas tú quien me acompañe
soledad, a mi que nunca supe bien cómo estar solo


Comentario: me pareció curioso que las dos canciones personifiquen a la soledad, que le hablen, aunque en la de Drexler vaya mejor porque al cantar Rita se complementa, al menos en parte, esa personificación. Tengo la impresión de que es algo tan usual que me da miedo. Como también me da miedo estar escuchando Alci Acosta a mis 27; como dentro de un tiempo no muy futuro pasaré escuchando Drexler como los viejos de hoy escuchan Acosta, mientras los jóvenes escucharán otro super cantautor futurista (yo lo veré así). Creo que me estoy volviendo maitro, como dice Elena, y carey para más joder.

2 de julio de 2010

)

Después de esa imagen y de muchos años fui conciente de lo importante que Escher se había vuelto en mi vida. Después vino la Internet y, aparte de porno, pasaba bajando fotos él, de sus trabajos. Creo que es el primer artista plástico o visual (según usted quiera llamarlo) que me gustó demasiado y que me sigue gustando. De él, puedo decirlo, me viene el gusto por el negro, el grabado y hasta por el dibujo.